Publicaciones

Enfocarnos en lo positivo, reflexionar sobre lo aprendido

Enfocarnos en lo positivo, reflexionar sobre lo aprendido

Con frecuencia las reuniones que organizamos en nuestro lugar de trabajo para atender temas de inocuidad tienen como objetivo resolver situaciones específicas o mejorar algo que no anda bien. A la mayoría nos resulta más fácil recalcar los aspectos negativos de una situación, que los positivos, lo cual genera un panorama incompleto de la realidad, haciendo que los involucrados piensen que su trabajo no es apreciado y sintiéndose insatisfechos.

Si queremos que nuestro personal tenga una actitud positiva ante los temas de inocuidad, y otros aspectos, también debemos dedicar tiempo a hablar sobre lo que sí funciona y agradecerles por el esfuerzo que diariamente realizan. Aprovechando que este año termina, sugiero realizar actividades especiales con los equipos de trabajo. Estos momentos harán notar al equipo lo mucho que aprecian su trabajo y las ganas de seguir contando con su apoyo.

Actividades hay muchas. Mi sugerencia es convocar a una sesión especial, diferente a las juntas de trabajo que normalmente realizan, en donde el personal se sienta relajado y cómodo, lo que permitirá generar un diálogo abierto. Esta reunión podrá tener como objetivo resaltar lo positivo de cada miembro del equipo, o del equipo como tal, expresar los sentimientos ante los compañeros, ante la empresa, reflexionar de las experiencias que se han vivido y los aprendizajes que se han obtenido, todo para fortalecer las relaciones positivas.

Algunas preguntas que pueden utilizarse como partida para hacerle a los participantes son:

¿Cuál fue la actividad más significativa del trabajo que realizaste en el año?
¿Cuál fue el mayor reto que enfrentaste en el año?
¿Cuál fue la mayor satisfacción obtenida?

Adicionalmente, puede dedicarse tiempo para agradecer entre todos el esfuerzo realizado durante el año. Para esto se puede hacer una dinámica en donde cada persona exprese a los demás de viva voz lo que les agradece, o utilizar pequeñas hojas de papel para que cada quien escriba lo que agradece a cada uno de los asistentes (Te agradezco por…) y entregarlas de forma individual para ser leídas en voz alta.

Si se desea, al terminar la sesión los participantes pueden expresar cómo se sienten. Lo más probable es que estas dinámicas creen un ambiente positivo que ayudará a que se logren los próximos objetivos que se planteen.

Con estas actividades no se pretende ignorar o restarle importancia a las cosas que no funcionan o que no se hicieron bien, pero sí de dedicarle también tiempo a las cosas que sí se han hecho y que sin duda nos han ayudado a estar en el lugar en el que estamos hoy en día.

Por mi parte agradezco el tiempo que toman para leer estos Blogs, con los cuales pretendo compartir información y algunas experiencias que considero les pueden servir y facilitar su trabajo.

Escribir Blogs me da la oportunidad de seguir aprendiendo y actualizándome de lo que sucede en la industria.

Agradeceré me compartan cuáles son los temas de su interés para considerarlos en las publicaciones del próximo año.

Mis mejores deseos para el próximo año 2014.

Eugenia Jiménez
Revista online CarneTec – Diciembre 2013


Ver más entradas